sábado, 23 de mayo de 2009

Merengues de urgencia


Esta es la historia de como hacer un merengue en un hospital.

¿Quién ha dicho que sin mi thermomix yo no soy nada?
Cuando preparaba el viaje con mi hermana le preguntaba si quería que me llevara para prepararle unos merengues. "Anda anda, vas a ir cargando con el batidor, la manga y to anda ya..."
Al segundo día rabiando de dolor porque cuando come le retumba el oído recien operado, me miró con carita de arrepentimiento. "Porque te diría yo que no te lo trajeras, con lo suave que es el merengue, me comería uno".
Pues sí lo confienso. He venido hasta con un molde de bizcocho pa microonda. No puedo evitarlo, son parte de mí.
Ahora, la tarea ha sido díficil.
La primera conseguir el huevo.

Cuando le pregunte a la enfermera si me podía conseguir un huevo me dijo "¿un qué??
Un huevo de gallina. Yo no se de donde pensó esta chica que venían los huevos,porque me dijo "¿Cómo un huevo de gallina? ¿qué es eso? Y allá que estaba yo, explicandole a esa señorita que estudió enfermería lo que era un huevo. Seguro que la culpa es de la maestra de infantil, que no se lo explicó bien.
Le conté que mi hermana no comía y que le iba a hacer un merengue y una señor mayor que estaba en el pasillo, me dijo que ella iba a la calle a comprar a su hijo unas cuantas cosas, que si quería me lo compraba ella. Que amable.

El segundo problema era el bol.
Las opciones no eran muy apetecibles. Tenía una palangana en el baño y una cuña. Casi mato a la enferma del espanto.

Suerte que malagueños hay en todas lados. Y la siguente enfermera que vino a ponerle el termómetro, era de Torremolinos. Y me consiguió algo parecido a un bol.

Y allí estaba yo. Con el clac, clac,clac... batiendo mi clara.

Luego la meti en mi manga pastelera desechable y en un plato de plástico...

Luego saqué mi quemador ( me lo he llavado siiiii). Ni imaginaís lo sensible que son las alarmas de incendios de los hospitales. Que barbáridad.
Y la foto...pues es que no puedo ir sin ella a ningún lado...

He cogido (prestado na más ) azucarillos del carrito de la merienda.
Y ahora va la niña y dice que no está tan bueno como el que hago en la casa. La madre que la parió, con la que he liado...
Luego se ha dado cuenta que no era el merengue, que es que no tiene paladar todavía...( ya queda poco).
Pero se lo ha comido entero, algo es algo.


Que despistada olvidé poner la receta:

Ingredientes:

1 Clara de huevo (de gallina siempre de gallina)
Un par de tenedores de plástico ( sino hacen clac, clac no vale)
3 o 4 azucarillos del carro de las señoras que traen la merienda ( prestaos)
Un bol ( o algo parecido que no sea un orinal, claro)

1. Batir la clara con los dos tenedores puestos juntos, haciendo clac clac sobre un bol.
2. Cuando no puedas más cambia de mano.
3. Cuando esté a punto de nieve...tu tendrás la mano ardiendo seguro...
4. Echar el azúcar muy despacito y remover.

Listo.

5. No utilizar nunca un soplete de cocina en un hospital. Las alarmas de incendios son muy sensibles.

13 comentarios:

  1. Mariló, cielo que hermana más buena eres, si algún día me pongo mala te voy a traer para acá para que tu me cuides... jejejeje seguro que tu hermana aun sin buen paladar supo lo maravilloso de ese merengue... a gloria sabría....
    Un beso para ti y uno más grande pa tu hermana

    ResponderEliminar
  2. Nenaaaa,que hermana ni ná,tu lo que querias es ligarte al Clooney de turno con tus cualidades culinarias,y seguro que mientras batias ponias cara del gatito de Sreck...y tu pobre hermana comiendo merengues de "urgencias"...ya me estoy imaginando el turno de médicos de mañana,cuchicheando en la puerta...y esta es la que dices que ademas de guapa sabe hacer merengues?.
    Porqué será que me imagino que tu estancia en ese "hotel" no va a pasar deapercibida.
    Besitos a las dos..y al Cloney si pasa por alli,pues tambien.
    Lur

    ResponderEliminar
  3. Yo no soy el Clooney, pero reconozco que he entrado en el blog, por que la que tiene líada esta señorita en el hospital no tiene nombre.
    Que sepan en Málaga que no la devolvemos. Acá se queda, que el arte, la simpatía y la alegría que desprende, no se ve por estos lados.
    ¿Alguien me dice si es soltera?
    Saludos desde Madrid.

    ResponderEliminar
  4. Marilo, eres una gran hermana, que bellos detalles nos has palticado. Felicidades.

    ResponderEliminar
  5. Grnial receta y genial la historia!
    felicidades

    ResponderEliminar
  6. Tienes un don especial, no conozco a nadie que haga de una estancia en un hospital una historia tan genial... Oye apunta los números de los médicos solteros, que por aquí abajo estamos necesitadas, ya sabes...
    R.

    ResponderEliminar
  7. Jajaja..que grande eresssss!!!
    Eres como el genio de la lámpara..ya te inventas algo para hacer los deseos realidad!!
    Muchos besos a las dos!!

    ResponderEliminar
  8. No está casada pero hay alguien en su vida.
    Un chico alto, guapo y con un porte... viaja mucho eso sí, pero vamos que tiene amigas solteras monísimas de la muerte:)

    ResponderEliminar
  9. GENIA! Eres una genia,pero mira cuanto has tenido que explicar lo que era un huevo!! q increíble!!!!!!!!!
    Te ha quedado genial, ahora descansa tus brazos!!!
    besicos1!!!

    ResponderEliminar
  10. Que bueno, el merengue y la que has montao para prepararlo....genial...

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  11. Jooo tu historia me ha emocionado y me ha hecho reir a partes iguales....y niña vaya brazo para batir eso!!!! un besazooooo

    ResponderEliminar
  12. Jajaja! que bueno, yo creia que esas cosas solo salian en las peliculas, pero no, en la vida real tambien hay gente como tu a la que se le ocurren esas cosas.
    Bsitos

    ResponderEliminar
  13. Me ha ecantado la historia, al verdad que me has echo reir muchisimo. Has sido todo un descubrimientos. Te sigo leyendo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario.
Me encanta saber que estas al otro lado y que me lees...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails