domingo, 6 de julio de 2008

Cuento contigo


EL FARO

Había una vez…. un hombre que construía un faro en medio del desierto.

Todos se burlaban de él y lo llamaban loco.
-¿Para qué un faro en medio del desierto? - se preguntaban.

El hombre no hacía caso y en silencio continuaba haciendo su labor.

Un día… por fin terminó de construirlo.


En la noche oscura, sin luna y sin estrellas, el espléndido rayo empezó a girar en las tinieblas del aire, como si la vía láctea se hubiera convertido en carrusel. Y sucedió que, en el momento que el faro comenzó a dar su luz, surgió en el desierto un mar iluminado por un haz de luz, con buques, ballenas, delfines, piratas y sirenas...


Todos se asombraron, todos menos uno: el constructor del faro.

Porque él sabía… que si alguien enciende una luz en medio de la oscuridad surgirán... toda clase de maravillas.

1 comentario:

  1. Que historia tan bonita y tan esperanzadora... Me gusta y me la aplico.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario.
Me encanta saber que estas al otro lado y que me lees...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails