domingo, 24 de enero de 2010

Bombones y piruleta de galletas. Regalos que se comen...


He hecho estos bombones y piruletas de galleta para una compañera, para regalársela, en su cumpleaños.
Es una chica alegre, con una fuerza y entereza que admiro.
Es de esas personas que sabes siempre está ahí y tener su apoyo es importante para mí. Sobre todo en estos días que corren, donde todo el mundo tiene su vida y sus prisas y ocuparnos unos de otros parece misión imposible.
Mamen, tiene un corazón muy grande y dice lo que piensa en cada momento. Esto la convierte en todo un personaje.
Es capaz de coger un altavoz y llamar a todos los profesores a desayunar, animar una fiesta con una pandereta y organizar de la nada un encuentro.
Siempre tiene ánimos, siempre tiene fuerzas. Siempre es ella misma.

En estos días donde salir a comprar me parece toda una odisea, regalar comestibles me parece una buena alternativa. En realidad el regalo es la preocupación por encontrar algo que le guste...algo hecho especialmente para la persona. Y cuidar la presentación...
Yo he hecho dos cosas sencillas...galletas y bombones. Ambos son muy fáciles y no tienen grandes complicaciones. Pero espero que le guste...

Para los bombones necesitamos:
1 tableta de chocolate postres CON LECHE
Cereales al gusto ( yo he utlizado unos de Nestle con trocitos de avellanas y chocolate negro)
Crocanti de avellana ( lo he comprado en el lidl)

Lo complicado es derretir el chocolate. Nunca en el micro, porque pierde su brillo.
Siempre al baño María, la mitad de la cantidad que vayamos hacer. Troceamos el resto.
Y una vez derretido lo retiramos y le vamos añadiendo el resto poco a poco. Hasta tener todo derretido.
Añadir los cereales y el crocanti. Rellenar los moldes. Yo he utilizado papelillos de magdalenas pequeñitos y moldes para bombones.
Dejar enfriar.





Para las galletas, podeís utilizar cualquier receta que os guste. Solo hay que tener la precaución de que cada bolita (pétalo) tiene que pesar lo mismo. En mi caso 10 gramos. Os dejo la receta...que me la ha pasado mi hermana Susana ( próximamente la pastelera)

Pastas rizadas( con manga pastelera)

100 gramos de azúcar glass
2 huevos
250 gramos de harina
150 gramos de mantequilla
Esencia de vainilla




Batir muy bien la mantequilla con el azúcar glass. En la thermomix 5 minutos sin temperatura a velocidad 3 y medio.
Con la amasadora cinco minutos a velocidad media.
Añadir los huevos uno a uno.
Añadir la esencia de vainilla.
Mezclar con la harina durante dos minutos a la misma velociadad.
Dejar fuera de la nevera...hasta que la mezcla se pueda manejar con las manos.
Si no es posible es porque le falta harina.
Hacer la flor uniendo los círculos.
Poner en la bandeja del horno y añadir un palito ( uno de pinchito sino tenéis de los especiales).
Meter 20 minutos a 180 grados ( observar que es solo orientativo)





El otro día me acordé de una cosa que me pasó no hace mucho tiempo.
Estaba trabajando llevando unos talleres. Uno de los niños, tenía díficultad, y su madre siempre agradecía la atención que Iván y yo le dedicabamos.
Se pasó la mujer cuatro años invitandonos a comer, y no pudimos eludir más la invitación. Sobre todo porque a Iván le gustaba mucho la hija mayor de la señora, y a los 18 años no había argumento que parara eso.
Fue una de las "experiencias" que nunca he contado porque me ha dado mucha cosa. Pero sin dar nombre y sabiendo que la señora no me lee porqué ha cambiado de provincia, voy a haceros reír un rato.
Llegamos a la casa, y nos sorprendío el desorden que encontramos. Para sentarnos en el sofá tuvimos que quitar lo que allí se amontonaba.
Con seis hijos...bueno era comprensible.
Cuando fuí al baño, la cosa cambio. No había una sola medida de higiene... y cuando fui a coger el papel higienico no hacía honor a su nombre.
Yo siempre bebo agua, no me gustan las bebidas gaseosas, pero ese día... todavía me rio cuando me acuerdo.
Ayudamos a la señora a poner la mesa. Jamás había visto una cocina con tanta cantidad de grasa en los muebles. No quería mirar detenidamente pero la mirada de Iván, que no destacaba por su orden en casa, me lo decía todo. El también se había dado cuanta.
Cuando repartieron los platos, el mío tenía un par de lentejas allí, paradas, mirandome, a saber desde cuando estaban allí, secas como mojamas, esperando a que alguien las quitara para descansar en paz.
No podía, no quería pensar en como había cocinado esa señora. Y lo peor de todo era que no podíamos decir que no comiamos.
Hicimos un esfuerzo enorme y sin mirar el tenedor ( fue superior a mis fuerzas) empezamos a comer. Cuando vi el vaso, que no había visto el agua en meses ( quien sabe, lo mismo no lo había visto nunca) decidí que me encantaba la cocacola de lata.
Era díficil poder tirar la comida, cuando había tanta gente en casa. Pero si que nos lo pasamos genial, echando en los demás platos nuestra comida. Con la excusa de que no me gustaba la carne se la pasé a Iván, que con disimulo, se la iba guardando en un pañuelo.
Fue una situación superdivertida, pero tuve que hacer un gran esfuerzo por comerme un poco de aquella paella.
Cuando me levanté, me había llenado el culo de chicle. E Iván se llevó un grato recuerdo. No sabemos como, se manchó su zapatilla de boligráfo.
Lo mejor vino en el postre.
¡Helado¡ yo de pensar en el plato, en tener que chupar la cuchara, lo rechacé como cien veces.
Pero para mi asombro, Iván aceptó.
Claro, el había visto que eran helados comprando y venían en cucuruchos individuales.
Muerta de hambre tuve que ver como Iván repetía, aguantando la risa, por leer mis pensamientos.
Cuando salimos de la casa, de camino a la nuestra, Iván me miró y me dijo:
- No vuelva a reñirme nunca más. Soy la persona más ordenada y limpia de este mundo.
Bueno... es cierto que si comparábamos..
Nunca le perdonaré que repetiera...¡podía haberse comido solo uno ¿no?

12 comentarios:

  1. Nena que sofoco, solo con leerte ya tengo bastante.
    Creo que a mi me hubiera cogido un dolor de cabeza tremendo, teniéndome que ir a casa urgentemente. Je jeje.
    Las galletitas y los bombones te han quedado ideales. Seguro que le gustan.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Un regalo asi es seguro que le va a encantar.
    No quiero ni imaginar si soy yo esa invitada que mal lo hubiese pasado.

    ResponderEliminar
  3. Un regalo fantástico, las galletas son una cucada y los bombones dicen cómeme. La historia que cuentas impresionante, a más de una nos habría entrado ganas de vomitar.

    ResponderEliminar
  4. Hola marilo!!! Tienes razón, regalar comestibles es algo estupendo, y más si son hechos por una misma!!! Aunque no todo el mundo valora el esfuerzo de la cocina!!!
    Los bomboncitos te han quedado de maravilla, y las piruletas son super divertidas, y muy graciosas envueltas así!!!
    Ya decía yo que por qué me quedaba el chocolate son brillo en las coberturas!!! Es más fácil fundir al microondas, pero tienes razón, pierde mucho brillo.
    Y la historia anecdótica ha sido terriblemente divertida!!! Yo no sé lo que hubiera hecho!!!
    Soy una persona que odio quedar mal, y posiblemente hubiera comido algo, aunque seguro que al dia siguiente hubiera estado descompuestísima!!! Con el estómago tan delicado que tengo!!!! Y mi pregunta es... cómo pueden vivir así?
    Me he reído un montón!!!
    Es bueno comenzar así el dia!!!
    besitos y que pases un feliz dia!!!

    ResponderEliminar
  5. yo hubiera dicho que estaba indispuesta o algo!! algun desmayo!!! jaja q horror!!!
    las galletitas y bombones una delicia!! seguro quedara encantadisima con ese regalo!!!
    cariños!

    ResponderEliminar
  6. jajajajaja, lo que me he reido con la historia... la verdad supongo que lo pasásteis fatal, pero después parece cómica.....recuerdamé que te cuente la anécdota de cuando fui a una casa invitada a comer en la que toda la familia tenía como costumbre eruptar a cada cual más alto... HASTA LA ABUELA!!!!! en fin... Tus galletitas y bombones riquisimos... pasaté por mi blog cuando puedas me gustaría saber tu opinión de mis últimas cositas. Espero que estés mejorcita. BESOS

    ResponderEliminar
  7. Tienes razón lo de Mamen no es normal... es una suerte tenerla cerca... para echar mano de ella cuando nos hace falta.
    Además tiene una familia muy apañá... y dos hijos preciosísisisimos...
    Bueno no sé si estarás durmiendo ya...
    Avísame cuando despiertes...
    BESOS BESOS BESOS
    ROSE

    ResponderEliminar
  8. Olá linda, criei mais um espacinho para os meus trabalhos. Desta vez no hi5.
    Gostava de ter uma visitinha tua. Aparece.
    http://coisinhasdal.hi5.com/
    bjinhos da L*

    ResponderEliminar
  9. Hola!! q rico que se ve, es apenas para sorprender ya que son de esos dulces que parecen que son comprados, muy ricos se ven, estaba echando un vistazo por el blog y esta muy bueno, saludos y éxitos!

    ResponderEliminar
  10. ¿Y no te parece que esa mujer va a engordar muchísimo con tu regalooooo?jajajaja, que no guapa, que me encanta y me provoca envidia de la mala, (que yo no conozco otra...jajajaja)

    ResponderEliminar
  11. Se extrañan tus palabras, espero que todo esté muy bien. Bombones virtuales para ti en estas fechas ;)

    ResponderEliminar
  12. Te echamos de menos, estas bien?

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario.
Me encanta saber que estas al otro lado y que me lees...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails